A través de los comentarios en el blog y el formulario llegan continuamente una serie de preguntas que se repiten una y otra vez.

Entre todas estas preguntas he seleccionado cuatro preguntas que se repiten mucho y que son especialmente relevantes por el impacto negativo que pueden tener en tu actividad como blogger.

1. Páginas versus posts

Los posts (también denominados entradas o artículos) son lo que, junto con los comentarios, realmente hacen de un blog un blog.

Son contenidos que se publican en un orden secuencial, el último post publicado es el primero de la lista. Una nueva publicación desplaza a la anterior, como los números de una revista. Es tan simple como esto.

Las páginas son exactamente iguales a nivel técnico y de contenido, pero la diferencia con los posts es que están pensadas para la parte más estática de tu blog, la que apenas varían en el tiempo.

Un post como “7 Formas eficaces de medir tu influencia en Twitter que no mienten” tiene sentido como post, pero no como contenido estático (las páginas que vienen en el menú del blog).

En cambio, nuestra página de “Acerca de…” no tiene ningún sentido como post. Tiene sentido donde está: en el menú de páginas, como parte de la estructura fija de nuestra web. Como parte de la información básica para el lector podríamos decir.

A veces hay contenidos que podrían perfectamente ser ambas cosas, por ejemplo un post como “Preguntas & respuestas frecuentes sobre WordPress”: tiene sentido como post, pero igualmente encajaría como una página, como una página que se consulta una y otra vez para dudas y que tiene, por tanto, sentido como una página más dentro de la estructura fija del blog.

Aquí ya sería al gusto de consumidor y según veas cómo encaja en tu blog concreto.

Además, te recomiendo que tengas, al menos, estas 7 páginas en tu blog:

  1. Acerca de…
  2. ¿Nuevo por aquí?
  3. Contacto
  4. Suscriptores
  5. Mejores posts
  6. Recursos/descargas
  7. Aviso Legal

Los detalles y por qué de cada una te los cuento aquí:

7 Páginas imprescindibles que tu blog debe tener sí o sí

2. Categorías versus Etiquetas

Con el tiempo, un blog va acumulando muchísimo contenido y resulta imprescindible organizarlo. Para ello casi todas las plataformas de blogging disponen de los conceptos de categorías y etiquetas, pero para usarlos adecuadamente hay que tener clara la filosofía que hay detrás de estos conceptos.

Viendo los blogs que hay por ahí fuera, es evidente que mucha gente no los tiene claros en absoluto, por eso quiero repasarlos aquí contigo.

En realidad es muy simple:

Las categorías deben representar tus grandes líneas temáticas. Deberían ser las mínimas posibles (recomiendo no más de 10 y si son 6-8, mejor que mejor).

Es normal (que no te agobie esto) que no las tengas claras al principio y que vayan variando co el tiempo, pero si eres un poco organizado y cuidas la clasificación de tus contenidos, deberían tender con los años a consolidarse claramente. A partir de ahí se mantendrán estables casi al 100%, salvo que en algún momento decidas expresamente darle un giro temático a estas categorías o llevar tu blog a otros terrenos.

Las etiquetas son el “hilo fino“, captan los matices que no captan las categorías. Es decir, si una categoría de Ciudadano 2.0 es “WordPress”, etiquetas adecuadas dentro de esta categorías podrían ser “plugins”, “temas”, etc. Ahora bien, las etiquetas no están necesariamente vinculadas con las categorías, aunque tiene sentido coordinar el uso de las categorías y etiquetas lo más posible.

Un consejo creo que bastante bueno que te puedo dar y que aplico yo mismo en mis contenidos es que concilies el uso de las etiquetas con las palabras clave para las que te quieres posicionar en los buscadores.

Las etiquetas sirven para definir de una manera mucho más concreta el contenido de un post y es simplemente natural en ese sentido que las etiquetas coincidan en gran medida con las palabras clave para el SEO.

Y si no sabes de palabras clave, SEO y demás temas relacionados con el posicionamiento web, tranquilidad, lo veremos en este mismo training al que te has suscrito.

Otro consejo que te puedo dar es que intentes controlar el uso de etiquetas. Por su propia naturaleza tienen a la dispersión (usar términos diferentes para las mismas cosas), intenta controlar eso.

Si te esfuerzas en ser un poco organizado y usar bien los conceptos de categorías, etiqueta y palabras clave (para el SEO) verás como con el tiempo todo va encajando de manera natural en la organización de tus contenidos.

Por otra parte, WordPress integra de fábrica funciones para navegar por categorías y etiquetas, es decir, que un lector pueda hacer clic en una categoría o una etiqueta y el blog presente un página con todos los contenidos que correspondan a esa categoría o etiqueta. Así, al lector le presentarás los contenidos de una manera mucho más organizada y fáciles de consumir, algo que es bueno para el lector y bueno para ti.

3. Cómo usar imágenes bien en un blog

Una de las cosas básicas que más gente hace mal en su blog es todo lo relacionado con el uso de las imágenes.

Como sabes, hoy en día, los smartphones y cámaras digitales usan resoluciones enormes. Eso está genial para la calidad de las fotos, pero las hace totalmente inapropiadas (demasiado grandes) para su uso en la web, con los consiguientes efectos para el peso de los ficheros de esas imágenes.

Subir esas imágenes tal cual a tu blog es una de las maneras más absurdas que hay de perjudicar tu blog: consumirás a lo tonto espacio y ralentizarás tus páginas si usas la imagen con la resolución completa en el blog. Y mucho, porque muchas veces estaremos hablando de un factor 10-20, incluso mucho más, en diferencia de tamaño entre una imagen optimizada adecuadamente para su uso en web y una imagen usada “a pelo”.

Es decir, figurate una imagen de 5Mbytes, nada raro hoy en día. Sólo esos 5Mbytes son muchísimo como tamaño de una página web.

Pues bien, esa misma imagen con una resolución adecuada para la web (muchas veces, no más de 800 pixeles de ancho) no debería pesar mucho más de 100-150 kbytes, una tamaño que apenas impactará el tiempo de carga.

Así que si no usas imágenes de una manera optimizada ya, léete por favor sin falta este post:

7 Técnicas para usar fotos e imágenes en páginas web bien. Mi favorita, la Nº5

4. Cómo integrar contenidos audiovisuales bien en un blog

Y como punto último a comentar hoy, un truco básico muy simple, pero que sorprende la gente que lo desconoce:

Es increíble el número de gente que nos escribe consultando cómo alojar vídeo o audio en su hosting para poder integrarlos en los contenidos de su blog.

Por favor, ¡no se te ocurra alojar tus vídeos o audio en el hosting de tu blog!

Salvo para casos especiales muy concretos, un blogger no necesita hacer eso. Es más, sería altamente perjudicial porque un hosting normal que se usa para blogs no está dimensionado para el enorme espacio y ancho de banda que ocupan (sobre todo en el caso de los vídeos).

Lo suyo es alojar alojar el audio y el vídeo en servicios especializados (YouTube, Vimeo, Soundcloud, etc.) y luego se embebe en los contenidos del blog poniendo simplemente una URL del contenido audiovisual en cuestión.

WordPress ya está preparado para hacer eso de una manera elegante. Por ejemplo: tecleando simplemente la URL tal cual del contenido como lo ves en el navegadro ya visualizará el audio o vídeo con el reproductor adecuado perfectamente integrado dentro del contenido.

Es realmente trivial, salvo un detalle: curiosamente no hay que formatear estos enlaces como tales, tienen que ser texto simple.

Aquí puedes ver en detalle cómo embeber vídeos en WordPress:

https://en.support.wordpress.com/videos/

Y en este enlace cómo hacerlo con el audio:

https://en.support.wordpress.com/music/

Por otra parte, incluso las versiones gratuitas de estos servicios especializados de alojamiento de audio y vídeo suelen tener todas las prestaciones (opciones de privacidad, etc.) que necesita en la práctica el 99% de los bloggers.

Una cosa más…

Para terminar quisiera comentarte que, en realidad, hay todavía una buena serie de otras cosas que también debería dominar cualquier blogger que se quiera preciar de ser un buen blogger.

No te preocupes, las iremos tocando todas a lo largo de esta serie. Hoy quería empezar simplemente con lo más básico.

Ahora bien, si quieres un pequeño “aperitivo” de cosas que están por venir en este training intensivo, léete este post:

Las 10 Habilidades esenciales para hacer un blog exitoso

¡Un abrazo!

Berto