Existen más de 100 millones de blogs en Internet, y la mayoría de sus propietarios han fantaseado en un momento u otro con ganarse la vida a través de sus artículos. Viajar por el mundo, creando posts desde cualquier sitio y obteniendo ingresos pasivos, puede parecer una auténtica utopía, pero nada más lejos de realidad. Debo decirte que, al igual que existen muchos blogs en Internet, muchos generan tales ingresos que sus propietarios pueden cumplir uno de esos sueños del blogger medio, vivir de un blog.

En este artículo te brindamos unos cuantos consejos para que el vivir de un blog no sea un meta inalcanzable, si no más bien todo lo contrario.

Piensa a largo plazo

Si has subido hoy tu blog a Internet y mañana ya quieres recibir ingresos por él, vete olvidando. Pero cuando digo lo de vete olvidando, no me refería a que te vayas olvidando de recibir beneficios el primer día (que también), si no a que te vayas olvidando de ser blogger, porque si piensas así, lamentablemente esto no es para ti.

Debes asumir que si quieres vivir de un blog, no vas a recibir ingresos en sus primeros días. Hay gente que ha empezado a ganar dinero con su blog a los dos años, e incluso los hay que han comenzado a percibir beneficios a los 5 años. Estamos hablando de vivir de ello. Recibir ingresos, los vas a recibir si tienes el blog monetizado, pero seguro que no tantos como para cubrir gastos en los primeros días.

Por eso, no te des por vencido si no ganas para cubrir gastos de inmediato. Eso si, te recomendamos que hagas balance cada seis meses. Si tu blog no crece, económicamente hablando, reconsidera lo que estás haciendo.

Ten claro tu nicho

En cualquier campo, ya sea viajes, negocios o tecnología, hay muchísima competencia. Por eso, si quieres vivir de un blog tienes que preguntarte qué puedes ofrecer a tus lectores que sea único. Por ejemplo, si tienes un blog de viajes, es mejor hablar sobre la pesca con mosca en Alaska, que un artículo dedicado a qué puedes hacer en Roma (artículo que ya estará publicado en 800 blogs de viajes distintos). Cuanto más específica sea la temática, es más fácil que te conviertas en un experto en dicho tema.

No olvides que, una vez hayas afianzado tu credibilidad, puedes conectar con otros bloggers de campos relacionados, ofreciéndote como blog invitado para tratar temas sobre tu especialidad.

money

Establece múltiples fuentes de ingresos

Si sigues sin hacer dinero y llevas muchísimo tiempo publicando posts, a pesar de tener un gran número de lectores, es posible que el problema esté en otro sitio. No solo hay que depender de los ingresos por publicidad. Si quieres vivir de un blog, existen más fuentes de ingresos. Una manera de percibir ingresos si tienes un blog es ofreciendo un producto exclusivo a tu público.

Muchos bloggers optan por vender libros electrónicos escritos por ellos mismos, imparten cursos online, guías de viajes… Lo que se te ocurra. Todo vale para mantener nuestro blog, y poder vivir de lo que nos gusta sin quebraderos de la cabeza. Si tu contenido es bueno, tus visitantes no tendrán dudas a la hora de comprar tus productos.

Para vivir de un blog, olvídate de la publicidad

No tengas en cuenta a la publicidad como principal vía de ingresos, a no ser que tu blog tenga un tráfico de visitas desmedido. La publicidad, y más si no tienes una gran comunidad, es algo a lo que no tienes que dar demasiada importancia. Si dedicas todo el mes escribiendo contenido por 100 míseros euros percibidos por un banner en tu blog, es que, la verdad, no merece la pena.

Como te he dicho en el punto de antes, crea tus propios productos, véndelos, y percibirás más dinero que toda la publicidad junta del año, al mes. Una vez te conviertas en referencia de tu temática en Internet, las empresas se acercarán a ti con ofertas de publicidad. Hasta entonces, como te he comentado, no le des mucha importancia a la publicidad.

Crea una comunidad

Una forma eficaz de construir una comunidad en tu sitio web es dejar que los lectores conecten entre sí. Lo típico es abrir un foro para que los usuarios compartan ideas y puedan discutir a gusto. Pero hay muchas más, solo necesitas un poco de originalidad. Hace poco tiempo leí que, un blog de viajes, había lanzado su propio apartado de correos para que los usuarios puediesen enviar postales de sus viajes, que luego mostrarían en la portada de la web.

Como dice el refrán, el cielo es el límite y tú, mejor que nadie, debes conocer a tu comunidad y lo que realmente necesita.

Y hasta aquí nuestros consejos sobre como vivir de un blog sin morir en el intento. Espero que te haya gustado y que los sepas poner en práctica. Ya sabes, si tienes alguna duda, compártela con nosotros en la caja de comentarios.

Un artículo escrito por Jorge López