Los altavoces inteligentes Echo se cuentan entre los dispositivos más vendidos por Amazon esta Navidad. Perfectamente encarrilados por convertirse en gadgets “mainstream”, a los altavoces inteligentes de Amazon les aguarda un próspero futuro por delante, y no sólo en calidad de reproductores de música (o de parlanchines profetas meteorológicos) sino también en calidad de fenomenales soportes publicitarios.

Según la CNBCAmazon tiene ambiciosos planes publicitarios bajo el brazo para Echo y para el asistente de voz Alexa, al que pretende convertir en altavoz de los mensajes publicitarios de las marcas.

El gigante del e-commerce estaría actualmente en conversaciones con varios anunciantes, que estarían sumamente interesados en promocionar sus productos a través de Echo.

Entre las marcas que habrían puesto ya los ojos en Echo y Alexa estarían Procter & Gamble, que se jacta de ser el anunciante más grande del mundo, y también la empresa especializada en productos para el hogar Clorox.

La publicidad aterrizaría por boca de Alexa en Echo este mismo año. El formato que esta fórmula publicitaria adoptaría no está, de todos modos, decidido, puesto que Amazon está experimentando actualmente con varias posibilidades.

Una de ellas sería que el usuario, en función de compras anteriores, fuera interpelado por las marcas para proponerle la adquisición de productos similares. Otra posibilidad sería la inclusión de pausas publicitarias en “skills” muy concretas de Alexa.

Pese a lo publicado por la CNBC, que cita a fuentes anónimas directamente vinculadas a Amazon, lo cierto es que la empresa liderada por Jeff Bezos ha negado siempre la mayor y ha desmentido que tenga previsto reproducir mensajes publicitarios en sus altavoces inteligentes.

En la actualidad la publicidad en Echo está muy restringida y se limita a acciones muy específicas (como el patrocinio de Colgate cuando el usuario solicita a Alexa la compra de una pasta dentífrica).

Durante los últimos tiempos se ha discutido largo y tendido en la industria publicitaria sobre la predilección de Alexa por ciertas marcas cuando el usuario utiliza el asistente de voz para realizar búsquedas. A diferencia de en Google, donde el internauta puede hacer scroll para examinar más resultados de búsqueda, en Alexa sólo llegan a oídos del internauta los resultados mejor posicionados en el ranking.

Que Amazon tiene efectivamente la vista puesta en el jugoso mercado publicitario quedó claro el pasado mes de octubre, cuando la compañía anunció la contratación para sus nuevas oficinas neoyorkinas de 2.000 empleados, cuyo principal cometido sería el diseño de ofertas adecuadas para anunciantes de todos los sectores.

Actualmente Amazon brinda a sus clientes una extensa pléyade de formatos publicitarios, desde de los anuncios display a los productos patrocinados pasando por la publicidad en el packaging de los pedidos.

Vía: Marketing Directo