Ser emprendedor es una de las cosas que más está de moda en la actualidad. Aunque crear una empresa no es nada fácil, sí que parece que apostar por las nuevas tecnologías es clave hoy en día para triunfar.

Una de las opciones por las que cada vez más empresas están optando es por crear una app móvil, con la que centralizar el negocio, invertir en la app y ejecutar una buena estrategia de marketing para conseguir un retorno de la inversión.

Por supuesto, esto no es nada descabellado. Y es que cada vez es más común en el mundo de las aplicaciones ver invertir a grandes marcas en el desarrollo móvil. Pero no sólo los grandes, sino las pequeñas empresas y startups ven ese potencial en las aplicaciones móviles para su negocio.

Pero no todos sabemos cómo crear una app desde cero, y necesitamos que nos echen un cable para arrancar nuestro proyecto y llevarlo a cabo. Con este artículo queremos definir esas etapas para hacer que una aplicación móvil como negocio dé frutos.

Beneficios de crear una app para tu negocio

El mercado de las apps para móviles no para de crecer, por lo que es necesario tener en cuenta una estrategia para poder crear la app para tu negocio. Pero primero vamos a ver los beneficios que puede aportar:

  • Acceso completo a la información
  • Menor tamaño en comparación con versiones de ordenadores
  • Mejor experiencia de usuario
  • Movilidad y disponibilidad las 24 horas del día
  • La posibilidad de que tu negocio esté disponible a cualquier hora en cualquier lugar
  • Personalización por objetivos y usuarios
  • Solo será necesaria una persona para manejarla
  • Podrás disponer de una tienda online o plataforma para tus clientes
  • Es una inversión de futuro

Pero el proceso de crear una aplicación con la que emprender un negocio no es nada sencillo.

Es cierto que no hay un manual de instrucciones de cómo hacer que tu aplicación sea un éxito, pero sí que podemos decirte qué pasos seguir para que tu proyecto de aplicación se complete y se introduzca en el mercado de aplicaciones.

¿Quieres emprender con aplicaciones para móviles?

Al fin y al cabo, el proceso de emprender es el mismo para el sector móvil que para el resto de sectores del mercado. La parte más técnica y la de crear la aplicación es la que difiere, por eso vamos a ofrecer una serie de pasos para ayudarte con el proceso.

Lo primero, tener una idea

Esto es principal para cualquier tipo de empresa que quiera empezar. Hay que tener una idea original o una idea que mejore lo que ofrece la competencia.

Ahora bien, una vez tienes la idea, lo más importante no siempre es dar de alta la empresa. Ya que el momento exacto para hacer oficial la aplicación puede variar dependiendo del país. Generalmente no es necesario hasta que se tengan ingresos y haya que facturar.

El siguiente paso es analizar bien tu idea y definir correctamente el proyecto. Para asegurarnos bien, tenemos que realizar estos pasos:

  • ¿Que tipo de aplicación es?
  • ¿Cuál es su público potencial?
  • ¿Has estudiado la competencia?
  • ¿Quieres ganar dinero con la aplicación?
  • ¿Cómo piensas ganar dinero con la app?
  • ¿Tienes el presupuesto necesario para crear una app?

Ahora es momento de sentarte con estas preguntas y realizar un documento en el que todo esto está detallado y no existan fisuras que puedan provocar que el proyecto falle.

El boceto de tu app

Ahora que ya has definido todos los apartados de tu aplicación, hay que ponerse manos a la obra con el funcionamiento de tu aplicación.

Aquí hay que saber que realizar un boceto de la aplicación no es cómo de bonita tiene que ser la aplicación final, eso vendrá más adelante. Más bien hay que dejar claro qué es lo que tiene que hacer la aplicación: que muestre los productos, que se pueda seleccionar uno o varios de ellos, que tengan páginas de detalles del producto, un carrito, pantalla de bienvenida, entorno de usuario y de invitado, etc.

Todo esto hay que tenerlo muy claro ya que al final es lo que se va a tener que desarrollar. Hay que pensar que el proceso de desarrollo de una aplicación no es sencillo y el encargado de ello tiene que invertir mucho tiempo en pensar en qué es lo que tiene que hacer ese botón.

Tiene que quedar todo plasmado, para esta labor existen herramientas que te ayudan a realizar este boceto de tu aplicación. Sin embargo, si no es lo que buscas, siempre puedes optar por el papel y el lápiz.

Es hora de escoger el diseño

Ahora que ya tenemos la idea definida y el boceto realizado. Sabemos perfectamente qué es lo que hará nuestra aplicación. Por lo que es el momento perfecto para sentarse con los lápices de colores y concretar el diseño que va a tener.

Pero atención, esto es como el diseño de interiores, la moda o el diseño en general. Es algo que es cambiante y viene influenciado por tendencias en el diseño. Estas tendencias son:

  • Flat Design o Material Design: Ambos estilos centrados en la simplificación de los elementos, sin utilizar volúmenes, colores muy neutros; es un diseño muy plano y que deja el contenido de la aplicación muy claro.
  • Skeumorfismo: Un diseño centrado en el realismo de sus componentes. Efectos 3D, texturas realistas y elementos muy complejos que simulan objetos cotidianos.

Como ves, no será una elección fácil. Por lo que tomate tu tiempo y piensa bien en qué quieres transmitir a tus usuarios y de qué forma piensas hacerlo.

Busca profesionales perfectos para tu proyecto

Y es que a no ser que seas un desarrollador de aplicaciones experto, te resultará muy difícil realizar este paso. Desarrollar una aplicación es un proceso que requiere de conocimientos específicos.

Por lo que si no eres un profesional del sector, vas a tener que contratar un equipo de desarrollo de aplicaciones móviles idóneo para tu proyecto que te solventen el paso del desarrollo. Los perfiles más demandados son:

  • Desarrolladores de aplicaciones móviles
  • Desarrolladores de videojuegos móviles
  • Diseñadores de aplicaciones
  • Profesionales del marketing móvil

Por último, lanzar tu aplicación

Esta es la última fase, y es donde empieza el trabajo de marketing, el más duro de todos. Hay que ejecutar estrategias comerciales y de marketing, empezar a dar a conocer tu servicios y realizar el trabajo empresarial.

Como veis el proceso para emprender en el sector móvil es algo costoso y difícil, pero los resultados pueden ser muy buenos si realizamos los pasos correctamente y sin errores. A esto se llega con profesionales que sean muy buenos en su trabajo.

Un artículo escrito por Ana Mocholí