¿Imaginas que un empleado de banca te recomiende cómo salir de deudas?. Pues yo lo voy a hacer, pero antes déjame hacerte una pequeña confesión.

No se la digas a nadie, será nuestro secreto (sissshhhh). Aún tengo préstamos. Aún no estoy libre, aunque me falta poco.

Sólo soy un humilde aprendiz que cada día está más cerca y sabe cómo salir de deudas. Esas que te reconozco me llevaron incluso a no conciliar bien el sueño durante un tiempo.

Lo siento. Espero no haberte defraudado.

En este artículo, te contaré mi propia experiencia, desde dos puntos de vista.

  • Desde la vertiente personal, en la que entré poco a poco en una dinámica de incremento de préstamos y cómo estoy cada vez más cerca de librarme de ellos.
  • Desde la perspectiva profesional, desde el punto de vista de un empleado de banca, te contaré algún que otro truco que te libere mucho antes de la pesada carga de las cuotas mensuales de tus deudas.

Ahora que lo pienso con cierta perspectiva y de una forma reflexiva, me atrevo a asegurar que son varios los motivos que me llevaron a entrar en una dinámica diabólica de adquirir cada vez más préstamos.

Seguro que en tu caso coincide alguna de estas razones:

  • Existe una alarmante carencia de Educación Financiera. Fíjate que de esto no se habla ni siquiera en la Universidad en carreras como la que yo hice, Empresariales.
  • Casi nadie define unos objetivos financieros claros a corto, medio y largo plazo, que le ayuden a alcanzar sus sueños.
  • La sociedad de consumo en la que vivimos y que nos bombardean continuamente con adquirir más y más cosas.
  • Solemos vivir en piloto automático, la mayoría de las decisiones las tomamos de manera poco consciente.
  • En mi caso concreto, tengo acceso al crédito rápido y barato. Bueno, esto ocurría hace unos años a la mayoría de la gente también.

Pues bien, si te quedas unos minutos, descubrirás por qué deberías tomar la decisión de llevar a cabo un plan que te haga salir de deudas en el menor tiempo posible y los 5 pasos sencillos para lograrlo.

¿Te apetece?… Pues allá vamos.

Los Esclavos del Siglo XXI

Si eres seguidor de este blog, serás un amante de la Libertad. Creo, desde lo más hondo de mi ser que toda persona debe caminar hacia la Libertad.

Una forma básica de definir esta palabra, puede ser como lo contrario de esclavitud.

Uno de los significados de esclavitud, según la RAE es: “Sujeción excesiva por al cual se ve sometida una persona a otra, o a un trabajo u obligación”.

¿Sabes que en la sociedad actual hay más esclavos que en otras épocas de la historia?

Cuando escucho la palabra esclavo, siempre se me viene a la cabeza la serie de televisión de los años 80, Norte y Sur, con la guerra de secesión de EEUU y las plantaciones de algodón trabajadas por esclavos negros.

Éstos eran obligados a trabajar de sol a sol… y lo único que recibían era comida y vivienda (alojamiento).

Sé que puedes pensar que soy un exagerado y que pienses que ahora hay más libertad que nuca, que la esclavitud está abolida. Pues te voy a decir lo que veo casi a diario en mi trabajo en el banco.

Personas que trabajan de sol a sol (como los negros de la serie)… y ¿sabes para qué?, para pagar la tarjeta de grandes almacenes donde compran la comida, el préstamo del coche (que le sirve para ir a trabajar), la Hipoteca (su vivienda).

¿Acaso no ves las similitudes?

Muchas personas de hoy, al no saber cómo salir de deudas, están esclavas de sus préstamos y tarjetas de crédito. Por tanto el primer paso para alcanzar esa anhelada libertad es dejar el estado de esclavitud, saliendo de deudas. Cuando consigas esto, tendrás un premio extra. Estará más cerca de tu Libertad Financiera.

Cómo salir de deudas en 5 pasos sin convertirte en un ermitaño

Por favor, ten claro una cosa, la idea de saldar tus deudas lo antes posible, no significa que “dejes de vivir”. Es perfectamente compatible con tu vida actual, no hace falta que te conviertas en un rácano ni en un ermitaño.

Sólo se trata de ordenar tus finanzas personales y priorizar un aspecto muy concreto: el de poner toda tu energía en incrementar tu ahorro y destinarlo a acabar con tus préstamos cuanto antes.

Y esto se hace con un método, con un sistema sencillo paso a paso, partiendo de cero.

Paso 1. Mentalidad. ¿Y si te decides a comprar tu propia Libertad?

Como dice un tal Agustín Grau (no sé si te suena de algo), todo empieza con un pensamiento.

Ese pensamiento te hace sentir una emoción que te lleva a actuar de una determinada manera y a obtener un resultado.

Quizá no has hecho nada hasta ahora para salir de deudas porque no has tenido la mentalidad adecuada, porque no has pensado cómo eliminar tus deudas de la forma que yo lo hice cuando reflexioné por primera vez sobre la esclavitud y la Libertad.

Ahora ya lo tienes fácil. Simplemente decide comprar tu libertad saliendo de deudas y actúa en consecuencia.

Probablemente tengas que hacer algo diferente a lo que venías haciendo. Pues adelante. Te aseguro que con la mentalidad adecuada se puede conseguir casi todo.

Paso 2. Lleva un Registro de Gastos

Para poder acabar con tus préstamos y tarjetas de crédito es posible que necesites mejorar y controlar tus finanzas personales. Tienes que saber cuánto ganas y en qué lo gastas.

No pongas cara de extrañeza. Te sorprendería saber cuánta gente no tiene ni idea del dinero que gana. ¿Crees entonces que sabrá en qué lo gastan?

Si tienes que ahorrar para destinar ese dinero (o una parte de este) a salir de deudas, tendrás que conocer con exactitud en qué partidas gastas el dinero.

Te lo voy a poner fácil. Te voy a dejar en este enlace mi hoja de control de Ingresos y Gastos. Esta herramienta es la que yo mismo utilizo.

Anota tus gastos y una vez al mes analiza en qué se te ha ido el dinero. Esto te permitirá tomar decisiones concretas y certeras sobre qué gastos vas a reducir o prescindir para alcanzar tu objetivo de acabar con tus deudas.

Si te has preguntado alguna vez Cómo Salir de Deudas y quieres sentar las bases para hacerlo, este paso es el más importante.  Por favor no te lo saltes.

Paso 3. Anota y ordena tus deudas

Hazlo. No vale con que lo pienses. Anota todas tus deudas. Y no sólo las bancarias. Si algún familiar tuyo te prestó dinero alguna vez, si debes algún plazo de una compra de mayor importe, apúntalas en un papel y ponlo en algún lugar visible.

Esto te permitirá estar enfocado en tu objetivo. Si le añades alguna fotografía de algo que quieras hacer (algún viaje, por ejemplo) una vez consigas salir de deudas, tu motivación se verá reforzada.

Paso 4. Pasa a la acción. Método Bola de Nieve

Es un sistema muy sencillo. Ordena las deudas del apartado anterior por tiempo de menor a mayor. Las que te queden menos tiempo para terminarlas serán las primeras que debas a “atacar”.

Destina el ahorro mensual que consigues después de haber detectado las fugas de dinero en el paso 2 con tu control de gasto, y dedica ese importe a pagar anticipadamente la deuda que aparece en tu lista en primer lugar.

Cuando termines con ésta, usa el ahorro mensual más la cuota de la deuda terminada y ve a por la deuda número 2 de tu lista. Cancela anticipadamente la deuda número 2 de tu lista con ese dinero.

Hazlo todos los meses. Cuando termines con la segunda, ve a por la tercera. Así hasta terminar el proceso. Hasta ser libre.

Paso 5. Acelera el proceso con un ingreso extra

Pero no un ingreso extra cualquiera. Si se trata de ingreso común y corriente de los que cambias tu tiempo por dinero (por cuenta ajena o como autónomo…) no sirve.

Caerías en la paradoja de ser aun más esclavo.

Lo ideal es que implementes un ingreso pasivo. El que quieras. Desde luego estás en la mejor web para aprender y adaptar ese ingreso a tu forma de ser.

Al principio a todos nos cuesta, sobre todo porque por nuestras creencias limitantes. Que no sepas cómo hacer dinero más allá de un sueldo no significa que no se pueda hacer.

Si ese es tu caso, tienes que leer las 3 soluciones sobre cómo hacer dinero que aparecen en este artículo.

Cómo salir de deudas super rápido con estos 2 trucos de ahorro

Cuando empiezas este proceso, además de salir de la esclavitud, acabar con tus deudas y tener disponible mucho más dinero (todas esas cuotas que pagabas ahora son tuyas!!!), vas a conseguir tener orden en tus finanzas personales.

Esto te va a hacer evitar sobresaltos en tu economía y tener planificado tus gastos. Cuando alcanzas esto (y te aseguro que en 1 mes puedes tener esa sensación de dominar el dinero y no al contrario) podrás dedicar recursos que antes usabas para tapar agujeros. Es casi como el milagro del pan y los peces.

Lee sólo un poco más (ya casi termino) y entenderás mejor lo que te digo. Te voy a contar dos trucos de ahorro que harán multiplicar tu dinero disponible.

Ahorra como mínimo la mitad de las devoluciones de impuestos

Si te encuentras en el caso de la mayoría de las personas de mi país, que le devuelven parte de los impuestos pagados entre los meses de mayo y junio, seguramente destines ese dinero a pagar deudas (que antes no tenías ordenadas) o a gastártelo todo en unas vacaciones.

Adquiere el hábito de guardar la mitad.

Estoy convencido que una vez iniciado el proceso y practiques el arte de cómo salir de deudas, no tendrás que hacer frente al pago de ninguna deuda con ese dinero y tendrás planificada tus vacaciones.

Mi propuesta es ahorrar la mitad, bien para utilizarla en quitar más deuda, bien para ahorro a largo plazo. Tal y como está el tema, también debes ir planificando tu jubilación.

Con la otra mitad, celebra con tus seres queridos que estás consiguiendo ser libre.

Guarda como mínimo el 50% de todo ingreso extra

Y aquí la imaginación al poder. Cualquier ingreso extra es todo lo que te llega en concepto de:

  • Subida de sueldo.
  • Ese ingreso que has implementado siguiendo el paso 5 del que te hablé más arriba.
  • Cobro de incentivos en tu trabajo.
  • Regalos de familiares o amigos.
  • Venta de algo que ya no uses.

En definitiva todo aquello que se te ocurra para que llegue a tu bolsillo algo de dinero extra.

Y tienes una excusa menos para quejarte de los bancos, de tus préstamos y del dinero en general.

Toma la decisión acertada y aplica todo lo has leído, sin importar si es poco dinero el que usas al principio para cancelar de forma anticipada. Lo importante es empezar, recuerda que un viaje de 1.000 kilómetros empieza con un primer paso.

Así que si quieres salir de deudas, actúa y a por ellas!!!!

Y cuéntanos por favor, ¿conoces otra forma sobre cómo salir de deudas? ¿Qué te ha parecido ésta?

Este es un post invitado de Juan José Bogas, Coach Financiero y Licenciado en Ciencias Empresariales con más de 17 años de experiencia en Banca, ocupando distintos puestos de responsabilidad.