Hay muchas formas de hacerse con unos ingresos extra a través de internet, y cada vez son más son las personas que lo intentan. Claro que en esto no hay fórmulas mágicas, sino mucho trabajo, paciencia y perseverancia, además de formación.

Sucede así también, por supuesto, con el marketing de afiliación, la rama del marketing online mediante la que un tercero publicita productos y tiendas en línea a través de su web, y se lleva una comisión cuando un visitante realiza una acción determinada. Habitualmente es comprar, pero también puede tratarse de hacer clic en un banner o registrarse.

El marketing de afiliación está asociado a Amazon. Es a la gran tienda online a la que llegan la mayoría de esos clics sobre productos en una página web dedicada a la publicidad, y es que fue en 1996, de la mano de su fundador Jeff Bezos, cuando esta fórmula echó a andar.

No es fácil, sin embargo, tener éxito como afiliado de Amazon. De hecho, los usuarios repiten errores hasta el punto de ser baneados por el gigante digital: poca transparencia, tener más de una cuenta, introducir comentarios y análisis de productos sesgados, comprar anuncios en buscadores dirigidos a la propia Amazon…
Hay que considerar unas claves para tener éxito en esto del marketing de afiliación, que se ven bien con un caso práctico.

Ofrece algo más

TusFrasesDeCumpleanos.com es un sitio web de mensajes de cumpleaños que, como su nombre indica, da protagonismo a las frases de cumpleaños. Sus gestores aseguran, de hecho, que es el portal más grande que existe en torno a esta temática tan concreta, como son los mensajes de cumpleaños, recibiendo unas 30.000 visitas de media al día procedentes, sobre todo, de Latinoamérica.

Parece sencillo: una web que aglutina felicitaciones, divididas en función de a quién se dirijan (una pareja, un amigo, un familiar…). Sin embargo, una de sus secciones la conforman estos regalos de cumpleaños con cerca de 120 sugerencias de productos, organizados en regalos de cumpleaños para mujer y regalos de cumpleaños para hombres, y que lleva directamente a Amazon.

Las tiendas online que promueven los programas de afiliados no suelen ver con buenos ojos que la web se enfoque solo a vender, sin ofrecer nada más que un catálogo y un formato escaparate. Desde ese punto de vista, dar protagonismo a otra sección al margen de las productos parece una buena idea, más aún si se permite hacer marketing de contenidos.

Identifica la demanda y escucha
Es la premisa fundamental de cualquier rama del marketing, también en el de afiliados. Habría que identificar qué artículos se podrían vender mejor, y eso pasa por escuchar lo que los usuarios tienen que decir.

Esta parte merece un estudio pormenorizado y muchamonitorización para poder tomar decisiones. Hay que se saber, por ejemplo, cuando no merece la pena promocionar un producto que no resulta rentable.

Varía el catálogo y marca la diferencia
La selección de productos debería ser suficiente y variada. Los regalos de cumpleaños, siguiendo con nuestro ejemplo, pueden abarcar múltiples categorías, así que la temática ofrece mucho juego: bisutería y joyería, calzado, cosméticos y perfumes, complementos, ropa… Cualquier artículo, por supuesto, debe ir acompañado de una descripción detallada, concisa y concreta, preferiblemente antes del enlace de afiliado.

A la hora de hacer la selección, por otro lado, es conveniente ofrecer algo diferente. Es habitual, cuando se está estudiando la demanda, fijar la atención en los productos que más éxito tienen en la red social, porque posiblemente generen más beneficios que otros menos populares. Pero hay que evitar tratar de vender lo que ofrecen otras muchas webs, haciendo que el nivel de competencia sea demasiado alto.

Sé claro
En esto del marketing de afiliados, como en cualquier otra rama del marketing online, la transparencia es un valor. Es cierto que el hecho de hacer clic en un producto y terminar en una tienda online externa ya indica que la web es eminentemente publicitaria, pero mejor aún si deja claro.

Mucho cuidado a la hora de ensalzar las bondades de un producto que ni siquiera se ha probado. Para tener éxito hay que construir una relación de confianza con el cliente, y este no se fiará si ve que todos los esfuerzos de la web se están centrando en vender. Partamos de un punto de vista: más que vender productos, se trata de ofrecer soluciones a ciertas necesidades.

Actuar con criterio, pues, es promocionar un producto que se ha usado, explicar para qué sirve realmente, qué ventajas ofrece e incluso qué debilidades posee.

Contempla otras vías
Además de las webs sobre un tema determinado, como los cumpleaños, hay otras fórmulas para vender productos de terceros como las redes de afiliación, entre las que se encuentra Zanox. Actúa de intermediario entre anunciantes y afiliados, a la par que proporciona herramientas de seguimiento de ventas.