Consigue más suscriptores con estos 5 trucos de copywriting

Cuando comenzamos un negocio en internet, nuestra primera preocupación es conseguir visibilidad y suscriptores y, con cariño, redactamos y preparamos nuestro lead magnet: ese regalito que les daremos a cambio de su email.

Da igual el servicio que ofrezcas o el sector al que te dirijas, ese lead magnet te abrirá las puertas de la casa digital de tus clientes: su bandeja de correo.

Todo el mundo lo sabe: quien tiene una lista, tiene un tesoro. A fin de cuentas, esa lista de correos está creada por emails de personas afines a tu propuesta y las personas afines a tu propuesta son clientes potenciales.

Bien, ya tienes tu lead magnet creado: un ebook, una checklist, una guía o un curso, da lo mismo, pero ya lo tienes. Genial. Ahora, solo te falta esa pequeña frase en el formulario de suscripción. La frase que hará que las personas que lleguen a tu web se suscriban.

Pero ¿cómo hacer que quieran suscribirse? ¿Cómo conseguir llevarlos hasta el botón de descarga? La frase de tus formularios debe cumplir la función de mover a tus visitas en suscriptores.

¿Tu frase mueve?

Con estos 5 trucos de copywriting para formularios de suscripción, redactar esa temida frase será cosa de niños. Vamos a ello.

Háblale de tú

 

Habla directamente a tu cliente. Imagina que estás cara a cara con él y estás intentándolo convencer de que te dé su apoyo. No le hablaría de manera impersonal ni distante sino que intentarías mantener un tono conversacional y un clima de confianza.

Eso lo consigues con la palabra mágica “TÚ”. Y no me refiero a que la pongas explícitamente, no. Lo que quiero decir es que utilices las formas verbales en la segunda persona del singular. De esta manera, sentirá que le hablas a él y solo a él, y eso es porque en ese momento solo existiréis vosotros dos.

Dale beneficios

 

¿Qué conseguirá tu cliente con tu lead magnet? ¿Qué aprenderá? ¿Cómo podrá aplicarlo a su vida? Responde a esas preguntas para que tu cliente pueda visualizar de manera rápida cómo mejorará su vida. Conseguirás que le entren ganas de tener ese lead magnet y de pertenecer a tu lista.

Por ejemplo, si ofreces servicios de diseño, podrías crear un ebook con un paso a paso para crear un logo de manera sencilla. La famosa frase podría ser algo así:

“Diseña tu propio logo en 15 minutos”.

Le estás hablando a él directamente (diseña) y le estás mostrando lo que va a conseguir “tu propio logo en 15 minutos”. Aquí le estás dando 2 beneficios: tener su propio logo y la rapidez en crearlo.

Haz que se sientan especiales

 

La exclusividad puedes trabajarla de varias maneras. Dos de ellas son: 

  • Añadiendo un bonus al lead magnet para los X primeros suscriptores.
  • Ofreciendo la entrada a un grupo privado de Facebook exclusivo para suscriptores.

La verdad es que se ha puesto de moda ofrecer la entrada a grupos privados de Facebook. Pero tiene una parte mala que no tiene el bonus: gestionar el grupo de Facebook requiere tiempo. Y tendrás que gestionarlo correctamente si quieres mantener activos a los miembros.

Si consigues mantener el buen rollo, la actividad y las publicaciones, tener un grupo de Facebook es una buena inversión (de tiempo). Te permitirá tener un contacto más personal con tus clientes potenciales y te ayudará a conectar mejor con tus clientes potenciales. Recuerda: el roce hace el cariño.

Utiliza verbos en lugar de preguntas

 

Los verbos son los que empiezan, dirigen y provocan la acción deseada. Si haces preguntas del tipo: “¿te gustaría aprender a diseñar tu logo en 15 minutos?”, te estás arriesgado a que te digan que no.

No preguntes. Afirma.

“Recibe los 5 pasos imprescindibes para que tu negocio despegue”.

“Consigue el paso a paso definitivo para tener tu logo en 15 minutos”

¿Lo ves? Ambas frases son afirmaciones, hablan directamente a tu cliente y le muestran los beneficios. ¿Al final te has decidido a crear tu propio grupo de Facebook? Añádelo.

“Recibe los 5 pasos imprescindibles para que tu negocio despegue y accede a mi grupo de Facebook privado donde cada día encontrarás contenido exclusivo”.

Sé específico y muestra valor

 

La frase “date de alta en nuestra newsletter y recibe las novedades en tu email” ya está muy vista, al fin y al cabo, para eso son las newsletters, ¿no?

Intenta mostrar a tu cliente el valor que tiene estar dado de alta como suscriptor tuyo. ¡Vamos! Dile qué es lo que vas a darle semanal o mensualmente aparte de los contenidos del blog: ¿tips, consejos, videos? Y luego dile el para qué. Recuerda que los beneficios hipnotizan: para mejorar tu negocio, para ser más productivo, para conseguir x…

Bonus: Añade urgencia

 

La urgencia suele utilizarse en los lanzamientos de productos o servicios de pago, pero hay algunas palabras o expresiones que te funcionarán para tu lead magnet.

Palabras como:

  • “Ahora”
  • “Ahora o nunca”
  • “Solo”

Te ayudarán a crear urgencia y a dar sensación de exclusividad. 

“Recibe ahora los 5 pasos imprescindibles para que tu negocio despegue y accede a mi grupo privado de Facebook. Solo para suscriptores”.

O bien:

“Recibe los 5 pasos imprescindibles para que tu negocio despegue. Es ahora o nunca”.

Conclusión

 

Como ves, hay diversas maneras de enfocar esa superfrase de tu formulario de suscripción. Sin embargo, lo primero que tienes que hacer es conocer a tu público porque solo así, serás capaz de ofrecerle lo que busca y conseguir captar su atención.

Piensa en aquello que más valora tu cliente y pásalo a beneficio. Conecta tu lead magnet con ese beneficio y escribe pensando SIEMPRE en tu cliente potencial.

¿La frase de tu formulario de suscripción sigue alguna de estas técnicas? ¿En qué pensaste cuando la escribiste? ¿Qué técnica te ha gustado más? Comparte tus ideas y la frase de tu formulario en los comentarios.

Un artículo escrito por 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *