Has escrito el contenido del año.

Más de 5.000 palabras hablando sobre el tema más importante de tu nicho con 20 imágenes, una infografía y valor a raudales.

Has puesto toda la carne en el asador en las 10 horas que has tardado en escribirlo y quieres que este sea el post que acabe de una vez por todas con el estancamiento de tus visitas.

Le das al famoso botón de “Publicar”, lo compartes en Facebook, Twitter, LinkedIn y Google+ y te sientas a ver la opción “En tiempo real” de Google Analytics.

Nada.

Las visitas siguen casi igual. De hecho, todas las estadísticas son iguales que las del anterior post, en el que echaste una hora y cuyo valor era mucho menor.

¿Qué ha pasado?

Te lo diré: que has elegido un título que no atrae a nadie.

Si al escribir tu post solo te esfuerzas en el contenido y después no escribes un buen título… ¿quién esperas que lo lea?

Relax.

La ciencia para escribir títulos que funcionan no es tan complicada.

Y tú puedes aprender a dominarla hoy e incluso aplicar directamente las fórmulas que te voy a regalar aquí y ahora.

Vamos a aprender a escribir títulos para posts que reventarán las redes sociales y te darán ese boom mediático que tanto buscas.

Los títulos de los posts… ¿son tan importantes?

Imagina que estás en la zona de libros de un centro comercial.

O mejor dicho, imagina que estás en la sección de ebooks de Amazon, que lo anterior ya empieza a sonar retro y todo.

Rastreas Amazon en busca de un libro para leer y está claro cuáles son los que más te llaman la atención: aquellos cuyos títulos y portadas son llamativas.

En un mercado tan competitivo como el de Amazon o una estantería en una librería, no hay muchas otras formas de destacar.

¿Crees que hay mucha diferencia entre una categoría de ebooks de Amazon y un timeline de Twitter o muro de Facebook?

Todos los usuarios tienen la opción de leer tu post, pero a la vez pueden ver ese vídeo gracioso de un gato, abrir otro post con un título más llamativo o ver el tweet incendiario de ese usuario que siempre está creando polémica.

Hay incluso más distracciones que en Amazon o la librería de El Corte Inglés. Y eso significa que tienes que esforzarte aún más en tus títulos.

En otras palabras: no sirve de nada escribir un post increíble si después el título no es bueno.

Un post sin tráfico no sirve de nada.

Es como si metieras el motor de un Ferrari en el chasis de un Renault Clio o como si vendieras los mejores bombones del mundo en una caja de cartón abollada.

El envoltorio importa. Y cada vez más.

El sistema para escribir títulos que atraen tráfico, suscriptores y ventas

El copywriting y la redacción de títulos no es algo artístico.

No hay que escribir lo más bonito, llamativo y precioso que se nos ocurra.

El copywriting es una ciencia y para escribir buenos títulos necesitarás seguir un sistema o proceso.

El #copywriting no es un arte… ¡es una ciencia! Click Para Twittear

Por si lo sabías, el objetivo de escribir cualquier cosa en tu blog es convencer, generar confianza y vender. Si no lo consigues, eso no es copywriting.

Y, al igual que para hacer cualquier proceso químico, para escribir títulos hay que hacer A -> B -> C -> D.

Peeeero, ¿cuáles son esos A, B, C y D?

Ponte la bata de doctor en Física y vamos a verla.

#1 Conviértete en un maestro de la formulación

Si para ir de A a B solo conoces un camino y este está cortado… ¿qué haces?

Te sentirás agobiado, tendrás que experimentar y probablemente tardes mucho más en llegar a tu destino por ese nuevo camino tan desconocido.

Sin embargo, si para ir de A a B conoces 10 caminos distintos, dudo que te pierdas.

Por este motivo necesitas conocer diferentes fórmulas para escribir títulos. Gracias a ellas tendrás, como mínimo leyendo este post, 10 rutas distintas hacia el título perfecto.

Fórmula Nº 1: Resultado + Periodo de tiempo + Objeciones

Esta fórmula, que leí hace ya un tiempo en el blog de Neville Medhora (muy recomendable si te gusta el copywriting) es un salvavidas.

Sirve para cualquier sector, para cualquier momento y te ahorrará más de un dolor de cabeza cuando no sepas qué escribir.

La fórmula es tan sencilla como partir en 3 tu título:

  1. Resultado: qué va a conseguir el lector tras leer el artículo.
  2. Periodo de tiempo: en cuánto tiempo va a conseguir los beneficios.
  3. Objeciones: lucha contra la objeción típica que pensará el lector antes de entrar en tu post.

Veamos algunos ejemplos típicos:

  • Aprende inglés en 7 días aunque no sepas ni decir “hello”
  • Crea tu blog en menos de 24 horas sin saber nada de CSS o HTML
  • ¿No sabes cómo vender? Descubre cómo levantar las ventas de tu blog en los próximos 7 días

Aunque muevas los elementos de la fórmula, siempre funciona igual.

Fórmula Nº 2: El secreto…

La palabra “secreto” tiene un potencial muy grande.

¿Quién no quiere conocer los secretos de ese blogger que tanto admira todo el mundo? ¿Quién no quiere saber eso que solo él sabe y que va a contar en este nuevo post?

Vamos, ¿quién no quiere conocer secretos? Somos todos unos cotillas.

Utiliza esta palabra para crear cualquier tipo de título:

  • El sistema secreto para comprar billetes de avión a precio de costo
  • El sistema secreto para multiplicar tus ingresos
  • El secreto que nadie te cuenta sobre cómo conseguir más suscriptores con tu blog

Que el ser humano sea tan cotilla tenía que servir para algo, ¿no? 😉

Fórmula Nº 3: La única [palabra clave SEO] hecha para [beneficio concreto/sector concreto]

Vamos a tirar un poco del SEO y del copy para esta fórmula, que estoy seguro de que te vendrá bien para hacerle la pelota al Sr. Google.

No creo que haya mucho que explicar, ¿no?

Simplemente busca la palabra clave que quieras posicionar y después le metes el beneficio de utilizarlo, comprarlo, verlo, etc.

  • La única guía de Facebook Ads hecha para bloggers y emprendedores online
  • El único curso de copywriting hecho para aumentar tus suscriptores y ventas
  • El único hosting para WordPress hecho para soportar más de 1 millón de visitas al día

Fórmula Nº 4: Lo que todo el mundo debería saber sobre…

¿Todo el mundo lo sabe y yo no? ¡No puede ser! Y vas, abres el post y lo lees.

Después la mitad de las veces sabías lo que había dentro, pero al final descubres algo nuevo (casi) siempre.

Si hay algo que todo el mundo sabe y tú no, tu cerebro automáticamente te dice “oye, ¿eres tonto o qué?”.

¿Por qué no aprovecharnos de eso con un buen título?

  • Lo que todo el mundo debería saber sobre SEO
  • Lo que todo el mundo debería saber sobre viajar por el mundo
  • Lo que todo el mundo debería saber sobre cómo escribir títulos que enganchan

Fórmula Nº 5: Por qué [problema] (y qué puedes hacer para arreglarlo/cambiarlo/solucionarlo/…)

Este es otro clásico que funciona muy bien.

Simplemente presentas un problema y con una frase genérica dices “ey, la solución está dentro de este post”.

Recuerda, ¡a tu cerebro le encantan las respuestas y los secretos!

  • Por qué no estás consiguiendo suscriptores en tu blog (y qué puedes hacer para conseguirlos)
  • Por qué no vendes nada con tu blog (y qué puedes hacer para solucionarlo)
  • Por qué estás perdiendo el tiempo escribiendo artículos (y qué puedes hacer para arreglarlo)

Fórmula Nº 6: [Número] formas de [hacer algo que todo el mundo quiere hacer]

Los números son atractivos. Son como un oasis en un desierto o un vaso de agua tras una maratón.

Utiliza este “vasito” en tus títulos de vez en cuando y verás buenos resultados, sobre todo si ese número es muy grande.

  • 200 formas de posicionar mejor tu artículo en Google
  • 10 formas de cobrar el doble por tus servicios sin perder clientes
  • 50 formas de conseguir más tráfico para tu blog hoy mismo

Fórmula Nº 7: Mega [Tutorial/Guía/…] sobre [palabra clave SEO]

Otra formula que funciona muy bien para posicionar en Google y atraer a la vez clics desde Twitter, Facebook y compañía.

Aunque parezca un tópico, la realidad es que cuando yo he utilizado esta formula (y en Lifestyle la hemos usado alguna vez) los resultados son bastante buenos.

No puedo darte una explicación científica del éxito de esta fórmula, pero yo diría que es porque el que ve este título se espera encontrarse el contenido más amplio y profundo sobre la temática.

Y si esa temática le interesa, el clic está asegurado.

  • Mega Tutorial de Mailchimp en español
  • Mega Guía de Google Webmaster Tools para bloggers
  • Mega Tutorial de Skyscanner para conseguir vuelos baratos

Fórmula Nº 8: Cómo ganar [x €/$] con/en… [herramienta, proceso, …] paso a paso

El paso a paso y el dinero unidos forman un combo mortal para tumbar el CTR de tus competidores.

Al final la mayoría buscamos ganar más dinero aplicando lo que leemos, por lo que si encima presentas un post como una guía para ganar ese dinero paso a paso… mejor que mejor.

Si quieres darle algo de personalidad, también puedes sustituir “ganar” por “gané” para darle aspecto de caso de éxito.

Esta fórmula también encaja bien con Google, ya que hay muchas búsquedas que empiezan con el “cómo ganar”.

  • Cómo ganar 4.712€ con tu lista de correo paso a paso
  • Cómo ganar 1.000€ al mes con Airbnb paso a paso
  • Cómo gané 1.478€ en el primer mes de mi blog paso a paso

Fórmula Nº 9: La pregunta incendiaria

Las preguntas, bien utilizadas, pueden protagonizar el título de muchos de tus posts. Pero no queremos una pregunta cualquiera, sino una pregunta incendiaria que remueva la cabeza de tus seguidores.

Necesitas una pregunta que genere curiosidad y ganas de conocer la respuesta, ya que siempre se entiende que esta estará en el contenido del post.

Para complementar esta fórmula puedes añadir algo tipo “Descubre por qué te equivocas” tras la pregunta, por ejemplo.

  • ¿Sigues escribiendo 2 posts a la semana? Descubre por qué te equivocas
  • ¿Cuántos huevos comes al día?
  • ¿Sigues desperdiciando tu dinero con publicidad?

Fórmula Nº 10: Los [x] peores errores que cometí cuando [situación interesante]

A los lectores les encanta conocer los fallos y errores de los autores de los blogs que leen.

Siempre se dice que se aprende más de los errores que de los aciertos, por lo que ahí puede radicar el éxito de esta fórmula.

  • Los 10 peores errores que cometí cuando escribí mi primer post
  • Los 7 peores errores que cometí cuando vendí mi primer infoproducto
  • Los 3 peores errores que cometí cuando contrate a mi primer colaborador

#2 Ve al grano y sé específico

¿Sabes que hay una gran diferencia entre “más de 1.000” y “1.237”? Esa diferencia se llama exactitud.

Si te digo que tengo 152 clientes, te fiaras más que si te digo que tengo más de 150 clientes.

En tus títulos tienes que ser igual de específico. Si vas a contar un caso de éxito de alguien que ha ganado dinero aplicando cierta táctica, es mejor escribir “Aprende a ganar 4.752€ haciendo tal” que escribir “Aprende a ganar más de 4.000€”.

Un ejemplo sería este post de Franck.

Con los títulos no te queda otra que intentar aportar lo máximo en el mínimo espacio posible y ser 100% específico. Ve al grano, pon los números y datos con apellidos y verás como tu CTR aumenta.

#3 Métete en la mente del lector

Si tuviera que resumir en 3 las diferentes cosas que ansía cualquier persona a la hora de leer absolutamente cualquier tipo de blog serían estas:

  • Ser más feliz tras leer tus artículos.
  • Aprender a ganar más dinero gracias a tus consejos.
  • Ahorrar tiempo para dedicarlo a otras cosas gracias a tus posts.

Esa es la forma más simple de meterte en la mente de tu lector. Solo preséntale un título que ataque uno de esos 3 puntos y tendrás mucho ganado.

Otra emoción que funciona muy bien es la pérdida o la sensación de ser el “último tonto”.

Por ejemplo, en vez de escribir “10 formas de escribir títulos que enganchan” podrías probar con “Las 10 fórmulas para escribir títulos que utiliza tu competencia para robarte tráfico”.

Sí, sé que estaremos matando un poco el SEO con ese otro título, pero… ¿no es más llamativo?

Tira de las emociones y conquista la mente de tu lector para hacer que haga clic.

#4 Deja que los datos te muestren el camino

Todo lo que he dicho es mentira o, al menos, puede serlo.

No hay fórmulas universales, no hay títulos que funcionen igual de bien en el sector del marketing, medicina, noticias, deportes, etc.

La única forma de saber que algo funciona es PROBANDO.

Por ejemplo, puede que a ti de las 10 fórmulas anteriores te funcione mejor que ninguna la 2, la 3 o la 7. O quizás una mezcla de una y otra.

Nunca lo sabrás si no las pruebas todas, coges los datos y los comparas. Un simple vistazo a Google Analytics, Facebook Insight o Twitter Analytics te puede servir para ver:

  • Visitas: ¿cuántas visitas ha generado ese post?
  • Respuesta de usuario: ¿el post tiene mucho tiempo de estancia? ¿El porcentaje de rebote es alto o bajo?
  • CTR en Twitter y Facebook: ¿cuánta gente ha hecho clic en el post gracias en gran parte al título?
  • Engagement: ¿tu post ha sido compartido más o menos veces en redes sociales?
  • Suscriptores: gracias a este post, ¿cuántos suscriptores has generado?
  • Ventas: ¿este tipo de título atrae tráfico más cualificado que compra?

Coge todos los títulos y los datos y compara. Sí, el trabajo es un auténtico aburrimiento, pero podrás dar con la fórmula ideal para tu blog, tu público y tu sector.

5 consejos adicionales para mejorar tus títulos

#1 Aprovecha el poder de los corchetes

Voy a dedicar un punto entero a los corchetes. Sí, no estoy loco.

¿Últimamente ves que muchos posts incluyen dentro de su título cosas como [Infografía], [Entrevista], [Caso de éxito], etc?

No es casualidad.

Según un estudio de Hubspot (merece la pena leerlo) este tipo de títulos que incluyen esta fórmula del corchete funcionan un 38% mejor que los que no incluyen estas aclaraciones.

No es cuestión de pasarse y usarlos siempre, pero sí que te recomiendo que lo hagas cuando tenga algún sentido.

Por ejemplo, si tu blog solo tiene episodios de tu podcast, no tiene sentido que pongas [Podcast] todos los días. Y si incluyes infografía en todos, tampoco.

La idea es incluir esta aclaración para dar un toque diferenciador y decir “eh, en este post hay algo más”.

#2 Cumple con lo prometido

El linkbaiting es una de las peores cosas que puedes hacer. Si no sabes lo que es, no es más que escribir un título suuuuperatractivo y después presentar un contenido que tiene poco o nada que ver.

Por ejemplo, puedes escribir un post con el clásico título “La Mega Guía para crear un blog y vender infoproductos en un mes”. Muy bien, si cumples lo que prometes te auguro muchas visitas.

Sin embargo, si lo que haces es escribir un post de 800 palabras con 5 puntos que todo el mundo conoce, el resultado será que el lector se sentirá engañado.

Y un lector engañado es un lector perdido, una visita inútil. Será una persona que, por mucho que luego te retractes y escribas mejores posts, habrá creado una imagen negativa de ti y tu contenido.

Evita que te pase eso o irás cerrándote puertas.

#3 Ten claro tu objetivo

¿Quieres crear un post para posicionar en Google?

Ok, coge Keyword Planner, SEMrush, Keyword Shitter y empieza a ver cuál es la keyword que debe de estar en tu título, orientándolo al 100% hacia él (y sigueeste tutorial).

¿Quieres crear un post para generar ruido en redes sociales?

Pasa del SEO, crea un título incendiario, juega con las emociones de tu lector y atácale al corazón.

En definitiva, ten claro qué estás escribiendo y cuál es el objetivo del post antes de ponerle un título.

Se puede posicionar cualquier cosa, aunque el título tenga poca relación, pero es más difícil. Si quieres que tu blog se haga amigo del SEO, ten en cuenta que lo más probable es que tu creatividad se vea ligeramente limitada.

#4 Intenta no pasarte de largo

Según otro estudio de Hubspot si quieres triunfar con tus títulos en redes sociales necesitas que esté entre las 8-12 palabras en Twitter y 12-14 en Facebook.

Al final esto son estadísticas y estudios, pero tienes que probarlo.

Intenta crear títulos muy cortos de 8 palabras y mira cómo funcionan comparándolos con títulos de 14-16.

Recuerda, nunca te creas nada… ¡prueba y comprueba!

#5 Crea tu base de datos de títulos

¿Lees muchos blogs en inglés y ves títulos que te encantan? Pues guárdalos en un documento y tenlos siempre a mano.

¿Has paseado por Facebook y has visto un título que te ha encantado? Pues a la base de datos.

Y así con todo: si te llama la atención, lo apuntas.

Yo tengo un Word con un montón de títulos que me salvan la vida en muchas ocasiones en las que no tengo ganas de pensar.

El cerebro es vago y hay días que no funciona. Y si ese día tienes que publicar un post sí o sí, no te va a quedar otra que tirar de esta base de datos.

¿Todavía no sabes cómo escribir el título de tu próximo post?

No me lo creo.

Sé que podría haberte dado 50 o 100 fórmulas para escribir títulos para ponerte la vida más fácil, pero no me lo creo.

Si no eres capaz de escribir el título de tu próximo post con lo que tienes aquí, mal vamos 😀

Para finalizar el artículo te daré 2 tareas muy sencillas que quiero que cumplas en la zona de comentarios:

  1. ¿Utilizas alguna fórmula para escribir los títulos de tus posts? Ponla en los comentarios y si juntamos unas cuantas no tengo problema en añadir otro apartado de fórmulas adicionales en el post con las que vayáis poniendo.
  2. ¿Cuál va a ser el título de tu próximo post? Después de leer esto, estoy seguro de que tu próximo post no tendrá el título que tenías pensado. Tras reflexionar y seguir este método, dime qué título le vas a poner.

¡Nos vemos en los comentarios!

Escrito por Javier Pastor y publicado en LifeStyle al Cuadrado