¿Cuántos blogs existen en el mundo? Es difícil saberlo. En 2010, en pleno apogeo de los blogs personales, el buscador especializado Technorari calculó que había unos 160 millones. Por otro lado, en España en 2014, un 22% de los internautas afirmaba visitar blogs cada semana y un 20%, a diario. Pero aunque el fenómeno blog ha evolucionado y se ha adaptado a los nuevos tiempos, sigue gozando de buena salud y todavía tiene mucha guerra que dar. ¿Interesado en formar parte de la blogosfera? En este artículo se repasan los seis pasos básicos para crear un blog.

Breve historia de los blogs

Un blog es una forma de expresión online. Se diferencia de las páginas web en que su estructura permite que se actualice con frecuencia y de forma rápida y sencilla, que los artículos publicados queden en orden cronológico y que, además, los lectores puedan dejar comentarios a cada artículo, de manera que es posible establecer un diálogo con ellos.

La palabra “blog” nació en 1999, derivada del inglés web log, que significa “bitácora web”. En un principio, los blogs tenían un marcado toque personaly abundaban las bitácoras donde personas de toda condición escribían sus reflexiones y opiniones o relataban su día a día en una especie de diario personal a la vista de todos. El éxito de este tipo de blogs llegó a finales de los años 90 y principios de los 2000, con el lanzamiento de las dos plataformas de blogging más conocidas: Blogger y WordPress.

Con la llegada de los blogs profesionales y las redes de blogs temáticas, como Hipertextual o Weblogs, ese aspecto personal se ha diluido un poco. Pero todavía se mantiene en los blogs, aunque sean de carácter profesional, un cierto aire decercanía con el lector y un estilo un poco más informal que el de un medio online más tradicional.

Por qué escribir un blog

Puede haber varios motivos para escribir un blog. El más básico es por el placer de escribir, una afición compartida por muchos pero que no todos se atreven a sacar a la luz. Si escribir una novela se hace demasiado cuesta arriba, un blog puede ser una buena forma de dar rienda suelta a ese escritor interior.

Otra finalidad puede ser el impulso de querer compartir conocimientos. Si se es experto en cualquier tema, desde tecnología hasta mascotas, pasando por bricolaje, repostería, costura o mecánica, un blog sobre cualquiera de estos asuntos permite dar a conocer consejos y trucos relacionados con esas áreas en cuestión.

Por último, otra razón para crear un blog es querer compartir una experiencia especial: una reciente maternidad relatada en un blog, un viaje alrededor del mundo, un cambio importante a nivel personal o laboral… Explicar todo esto en un blog puede ayudar a vivirlo aún con más intensidad, y de paso ayudar o inspirar a todo aquel que lo lea.

blogging

Los seis pasos necesarios para crear un blog

Empezar un blog es el paso más fácil; lo complicado es mantener un blog profesional a lo largo del tiempo.

1. Escoger un tema. El primer paso, y quizás también el más importante, es elegir la materia sobre la que se escribirá. Tanto si es de tinte más personal como si se trata de un blog casi profesional, ha de ser una cuestión que apasione al bloguero, sobre la que se tengan bastantes conocimientos y sobre la que se esté dispuesto a leer, documentarse y escribir durante una temporada larga.

2. Seleccionar la plataforma de blogging. El siguiente paso es escoger la plataforma donde se publicará el blog. La opción más sencilla para los principiantes y los usuarios con menos experiencia tecnológica es Blogger, que lo pone todo más fácil. WordPress, por su parte, puede ser un poco más complicado a primera vista, pero compensa por su amplio abanico de opciones de configuración y personalización.

3. Buscar un nombre de dominio. Una vez elegido el tema, es hora de buscar un nombre de dominio o, al menos, un título para el blog. Tanto en Blogger como en WordPress se puede usar una dirección propia de la plataforma (algo como miblog.blogger.com o miblog.wordpress.com). En caso de querer utilizar un dominio personal, habrá que buscar uno que esté libre y comprarlo a través de algún gestor de dominios para luego asociarlo con el blog.

4. Crear los perfiles de redes sociales. Hoy en día las redes sociales son los compañeros inseparables de un blog y un elemento imprescindible para promocionar el contenido que se escribe, atraer visitas e interactuar con los lectores. Los perfiles básicos son Facebook y Twitter, pero también, según la temática del blog, una cuenta de Instagram es muy popular entre los blogs de moda y belleza.

5. Hacer un calendario editorial. Ahora que el blog ya está listo, llega la parte interesante: llenarlo con contenido. Ya se actualice a diario o cada dos semanas, lo más recomendable es crear un calendario editorial con temas y fechas ya planificados y ceñirse al mismo. De esta forma será mucho más fácil encontrar cuestiones sobre las que escribir e integrar los ratos necesarios para hacerlo en la rutina personal.

6. Ser muy constantes y tener paciencia. Un blog puede ser un proyecto que se empiece con ganas, pero que se abandona a los pocos meses por falta de tiempo o de interés. Escoger un buen tema que realmente guste y planificar los artículos en un calendario puede ayudar, pero aun así hace falta ser muy constante, mantener un ritmo de publicación regular y, sobre todo, ser paciente en aspectos como las visitas o la monetización.

Un artículo escrito por Elena Santos