Fue alrededor del año 340 cuando Arquímedes formuló la que hoy sigue siendo una poderosa ley de marketing. “Dame una planca y moverá al mundo”, dijo. Era un griego, físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático, y no tenía un negocio. Sin embargo, sin querer queriendo, nos dio una herramienta que todavía nos hace ganar mucho dinero.

Hola, soy Álvaro Mendoza, director de MercadeoGlobal.com, y estoy aquí para cumplir otra cita contigo. Como sabes, estoy comprometido en la fascinante tarea de ayudarte a transformar tu vida y a hacer realidad tus sueños. Agradezco que me des la oportunidad de ser tu compañero en este apasionante viaje hacia el éxito, la felicidad y la prosperidad.

¿Sabías que la primera piedra de mi negocio, el soporte que me sirvió para convertirme en el Padrino de los negocios por internet, fue un programa de afiliados? Corría el año 1998, hacía poco tiempo había llegado a Estados Unidos y comenzaba a trasegar en la red virtual. Hoy, veinte años después, confirmo el poder de esta increíble estrategia.

Por aquel entonces, yo tenía un directorio de contenido en el que el índice sobre Gabriel García Márquez, el premio Nobel colombiano, era la joya de la corona. Empecé a vender libros de García Márquez en varios idiomas. Poco antes, Amazon había lanzado su programa de afiliados y empecé a vender sus productos (libros) con gran éxito.

Por eso, Amazon.com está en un rincón muy especial de mi corazón. Por eso, a su creador Jeff Bezos puedo considerarlo como uno de mis primeros mentores. Por eso, los programas de afiliados siempre han sido una alternativa en mis estrategias de negocios. Y dado que no pierden vigencia, los sigo utilizando y los recomiendo a ojo cerrado.

Hay una confusión que trunca los sueños de muchos emprendedores. Es aquella de tener un negociogenerar ingresos adicionales recurrentes y consistentes. Digo que es una confusión porque no hay dualidad: no hay que escoger entre lo uno o lo otro. Porque, ¿si inicias un negocio no es precisamente para generar ingresos recurrentes y consistentes?

La confusión se origina en el modelo educativo en el que crecimos. Ese que nos dice que tenemos que estudiar una carrera formal, que tenemos que casarnos y criar hijos, que tenemos que ingresar a una empresa para hacer carrera y conseguir una pensión de jubilación. Y, como alternativa, nos dice que debemos ser dueños de un negocio.

Cada día que pasa, al ver lo que ocurre en el mundo y cómo lo ven mis pequeñas hijas, confirmo que ese modelo está más que caduco. En lo relacionado con el mundo de los negocios, porque ser propietario de un negocio a veces no es la mejor opción. De hecho, tampoco es la única. Como te digo, fue ese el camino por el que yo comencé.

Si careces de la formación, si careces de los recursos económicos, si aún no consigues superar tus miedos, ¿qué puedes hacer? La verdad, solo hay dos alternativas: sigues viviendo esa vida que solo te da tristezas y preocupaciones o… ¿Listo para escuchar el consejo que puede cambiar tu vida? Puedes tomar las riendas de tu vida.

Pertenecer a un programa de afiliados es una excelente opción para generar ingresos adicionales. No necesitas montar un negocio y no tienes que renunciar a tu trabajo convencional si no lo deseas. Además, y este es otro de los obstáculos que aleja a quienes sueñan con tener un negocio, no tienes que vender nada. ¡Absolutamente nada!

Los programas de afiliados fueron creados a finales de los 80 por el empresario estadounidense William J. Tobin. Es un visionario emprendedor, fundador de PC Flowers & Gifts. Por aquel entonces, vio que había una oportunidad en el mercado y creó Prodigy, el pionero de los programas de afiliación. Sobra decirte que fue un éxito rotundo.

Sin embargo, el esquema estuvo un poco perdido hasta que en 1996 Amazon.com lanzó su programa de afiliados para promocionar sus productos. Lo que sigue es historia conocida. Es tal la fuerza de esta estrategia, son tan positivos los resultados que ofrece, que a su sombra se derivó lo que hoy conocemos como marketing de afiliados.

¡Wooowwww! Interesante, ¿cierto? Un programa de afiliados no es más que una gigantesca red de negocios virtuales. Es la oportunidad de transformarse en promotor de los productos o servicios que otros venden a cambio de una jugosa comisión. En los negocios digitales, la comisión promedio es del 50 por ciento, pero puede llegar al 100 por ciento.

¿Cuál es la clave de éxito en un programa de afiliados? La unión de esfuerzos, de intereses comunes. Hay un productor que es el dueño del negocio que tiene un producto o servicio que quiere comercializar. Y hay un afiliado que es una persona dispuesta a promoverlo a través de su red de contactos y conocidos a cambio de la comisión.

¿Entiendes? Tú ingresas al programa de afiliados, seleccionas el producto que te interesa promover y lo publicitas a través de sus canales digitales. Tu página web, tus redes sociales, publicidad paga, lo que prefieras. Por cada venta que registres, ganas tu comisión. ¿Ves cuán valiosa es esta oportunidad? ¿Te gustaría saber más?

Te cuento los cinco beneficios más importantes que, a mi juicio, te ofrece un programa de afiliados:

1) No necesitas invertir, así que tus recursos no corren riesgo

2) No tienes que vender y tampoco vas a tratar con el cliente

3) No necesitas un negocio propio o una página web para iniciar

4) Tu pago está completamente garantizado

5) Ganas de acuerdo con lo que vendas: tú eres el que pone los límites

Como te dije antes, en mis comienzos yo me apalanqué en un programa de afiliados para generar los ingresos que necesitaba para montar mi negocio. Me aproveché de la premisa de Arquímedes y usé ese programa para apalancar mis sueños. Hoy, por ejemplo, además de lo que hago en Mercadeo Global.com, mi empresa, promuevo el Negocio de 21 pasos.

Si tu sueño es transformar tu vida y conseguir libertad financiera y tiempo para disfrutarla, no te conformes con lo que te cae del cielo. Si no tienes los recursos para iniciar un negocio en internet, puedes apalancarte en un programa de afiliados, tal y como lo hice yo, y comenzar a hacer realidad ese estilo de vida que deseas para ti y tu familia.

Espero que esta valiosa información haya sido útil para ti. Por supuesto, no dudes en contactarme si tienes alguna duda al respecto. Por supuesto, también, estoy listo para ayudarte y guiarte, si me lo permites. Si te gustó el video, te agradecería que lo compartas en tus redes sociales y que me dejes tus comentarios en la parte inferior.

También puedes suscribirte a mi canal de Youtube, si todavía no lo has hecho. Recuerda: es posible mover el mundo con una buena palanca. Un programa de afiliados puede ser lo que necesitas para transformar tu vida. Aquí estoy para ayudarte.

Soy Álvaro Mendoza, director de Mercadeo Global.com, y te doy las gracias por la sintonía. Hasta pronto…